Fuera de la zona de confort

blog-post-header-stepping-outside-of-your-comfort-zone-980x472

¿Qué es la zona de confort? Supongo que cada uno tiene su propio concepto.  

 

Recuerdo que, de pequeño, y no tan pequeño, me quedaba en mi cuarto jugando videojuegos de ordenador durante horas y horas; cerraba la puerta para poder disfrutar sin que nadie me interrumpiera; para mí era mi zona de confort. Detrás de esa puerta había un mundo de posibilidades y aventuras, pero también de miedos e incertidumbres, por lo que yo prefería aislarme y me conformaba con disfrutar esos momentos de soledad.

 

En una adolescencia un poco tardía todo cambió, no solo abrí la puerta de mi habitación, sino que me abrí al mundo ante nuevos retos y aventuras. En ese momento las aventuras de un mero adolescente quizás solo fueran ir a una fiesta, realizar nuevas amistades, enfrentarme a problemas más adultos…  pero este fue el primer momento que aprendí el valor de arriesgarme, de aprender ante las adversidades y sobre todo a no conformarme.

 

Más tarde lo seguí aplicando en diferentes aspectos de mi vida, tanto personal como profesional. Observé que necesitaba nuevos retos y vi en vivir en el extranjero una oportunidad de crecimiento.

 

Abrirme a nuevas experiencias me hizo encontrar mi verdadera pasión, el mundo digital, la razón que me motivaba a levantarme cada día. Dentro de este entorno vi en Paid Media la especialidad idónea donde desarrollarme profesionalmente y la verdad es que desde el primer momento me encantó.

 

Ha pasado el tiempo y en el momento de escribir este artículo del blog, me encuentro desde hace más de 2 años viviendo en Cracovia, Polonia. ¿Quién me hubiera dicho que estar en el extranjero iba a ser como estar en mi habitación de niño y que volver a mi país sería abrir la puerta a retos y adversidades?

 

Hay un dicho que dice “quien no arriesga no gana”, pues bien, volver a España y enfrentarme a una ciudad nueva, puede que lleve consigo miedos e incertidumbres, pero estoy seguro que a la vez será un paso adelante para mi “YO” del futuro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *