Y ahora, ¿qué hago con mi vida?

program-code-feature-image

Hoy me siento afortunado de empezar una carrera profesional como programador. Y sobre todo me siento afortunado de saber con certeza a qué quiero dedicar mi tiempo.

Sin embargo, esto no siempre ha sido así, de hecho hasta hace unos pocos años estaba un tanto desorientado. Salí de bachillerato con las ideas poco claras y con la sensación de no tener claro qué ocupación podía satisfacerme laboralmente. Pasé mis años de carrera con la falsa sensación de que me dedicaría a lo que había estudiado y entré en una empresa de recursos humanos para darme de cara con la realidad: lo que hacía no me gustaba, vaya sorpresa.

Sin embargo, la vida a veces realmente da vueltas. Dio la casualidad de que aquella empresa realizaba selección de perfiles IT, y la cercanía con el mundillo me movió a dedicar mi tiempo libre al aprendizaje del maravilloso y desafiante mundo de la programación. Lo que empezó como un gusanillo se fue transformando poco a poco en algo más grande. Por primera vez veía las cosas más claras, y empecé a sentir que había encontrado algo que me gustaba.

Hoy de verdad siento que he encontrado un camino que estoy entusiasmado por recorrer, un camino que comienza en dgtl en medio de un proyecto prometedor con una misión que aporta un sentido especial a la labor diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *