Volviendo a pintar, escribir y bailar

scientificallyprovencreativityboostersyouveprobablyneverheardof

Durante toda mi vida he sido una persona soñadora, con ganas de avanzar, lo que se dice un “culo inquieto”. De pequeña, era creativa: pintaba con mi abuelo constantemente (era un gran pintor), bailaba, escribía… Sin saberlo, tenía el mundo a mis pies, pero cierto es que vas creciendo y la vida te hace elegir caminos, decidir, tomar decisiones, asumir responsabilidades… Y casi sin darte cuenta me hice mayor: ya no pintaba, ni escribía, ni bailaba, me había metido en una rutina de la que no me daba cuenta, ni podía salir. Stop, dijo mi mente un día, yo no soy esta persona, vale que uno madure, viva experiencias que le hagan cambiar actitudes, ¿pero mi esencia? ¿mi yo interior? Esta siempre tiene que mantenerse y yo la había abandonado, estaba metido en un baúl lleno de polvo.

Y en ese momento comenzó mi cambio, yo sola me había metido en bucle y ahora me tocaba salir, acabar aquellos estudios que había empezado, trabajar en un puesto que me motivaba y me hiciera feliz, porque sí esto no es una utopía: existen puestos de trabajo que te cuidan, aprendes, y todos luchan por el bien común. La felicidad está ahí, y es algo que día a día tienes que ir a buscar, luchar por todo aquello que te propongas. Cierto es que en muchas ocasiones cuesta llegar hacia ella, se escabulle y crees que nada de lo que haces sirve para nada. Es ahí, en esos momentos de flaqueza, donde no puedes rendirte porque todo en la vida llega, y así es como después de mucho esfuerzo, y haber pasado por todos los baches que os podáis imaginar ves que todas aquellas palabras que decían los libros de superación personal son ciertas, que tus sueños no son solo eso, y muchas veces se convierten en realidad.

Y aquí estoy nuevamente, escribiendo, volviendo a sacar mi lado creativo, uniendo palabras para que comprendáis que no hay que deprimirse, no veas solo desesperación, simplemente sé el cambio que estás buscando y lleva a cabo los medios necesarios para lograrlo, no esperes que nadie venga de la nada ni te vaya a sacar las castañas del fuego, como Will Smith, interpretando a Chris Gardner en la película “en busca de la felicidad”, sé el cambio que necesita tu vida.

A día de hoy aquí me encuentro, no lo voy a negar, tengo miedo, voy a salir de mi zona de confort, siento nervios, incertidumbre, pero muchas ganas puestas en este nuevo proyecto que es para mí entrar a dgtlfundraising, donde todo lo que he aprendido lo voy a poder llevar a cabo, y donde seguiré creciendo laboral y personalmente, compartiendo valores y sueños, volviendo a tener ilusión con un proyecto, volviendo a pintar, escribir y bailar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *