Tres formas de contar historias

cameraphotos

Cuando era pequeño y me iba de vacaciones, recuerdo que le quitaba la cámara a mi padre y hacía fotos a todo lo que podía. Después, ya de vuelta en Madrid, juntaba todo esos instantes con el moviemaker, y hacía un video resumen del viaje. ¿El resultado final? No eran gran cosa, videos aburridos de 10 a 15 minutos solo de fotógrafías, pero eran mis videos, eran mis historias.

He de decir que mi familia recuerda mis presentaciones con mucho cariño, al menos mi padre, que grababa los vídeos en DVD y los guardaba. Supongo que estarán en algún cajón.

Quizás de ese gusto por juntar imágenes para contar viajes y experiencias, surgió mi inquietud por contar aquello que veía, aquello que me removía. Estudié comunicación audiovisual con la meta de llegar a aprender sobre los demás, de hacerme más humano y así poder contar al mundo que ¡ayudando a los demás se es más feliz!

En mi breve etapa como profesional de la comunicación he trabajado en publicidad, televisión y prensa. Tres formas de contar historias, pero todas con el mismo potencial. Un día se me ocurrió: “¿y si todos los medios se juntasen para contar una historia?” Y así es como descubrí las narrativas transmedia, la forma en la que los medios en vez de competir, colaboran.

Me formé como documentalista y reportero transmedia en la Universidad Carlos III para mejorar mis habilidades, y ampliar mis recursos para contar mejor las historias, porque si algo he aprendido de mi experiencia, es que las historias nos hacen mejores personas.

Llego a dgtl ilusionado por sacar todo mi potencial como narrador y convencido de que juntos podemos hacer de este mundo un lugar mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *