¿Qué puedes hacer tú para que el mundo sea mejor?

6842214716_785081e508

Nunca supe que quería ser de mayor. Tampoco sé por qué seguí una carrera de letras, supongo que las malas notas en matemáticas tuvieron bastante culpa. O tal vez fue porque me encantaba inventarme historias, lo raro es que casi nunca las escribía, simplemente pasaban por mi cabeza. Me gustaba mirar a la gente e imaginar que otro mundo era posible. En mi cabeza todos cantaban y bailaban, como si formaran parte de un musical.

Soy bastante impaciente, por eso, me gustan las historias cortas, aquellas que te atrapan desde el primer minuto, pero no tienes que esperar mucho para conocer el final. A nadie le entusiasman los anuncios, pero todos nos hemos emocionado con alguno, hemos cantado sus canciones o han sido los culpables de comprarnos eso que ahora está en un cajón olvidado. A mí, me pasó con varios y así decidí estudiar publicidad. Llegue a la facultad de ciencias de la información, pensando que haría el próximo anuncio de Coca-cola, y pensando también que la publicidad era solo televisión. Enseguida me di cuenta de que era mucho más que eso. Que las cosas estaban cambiando. Que los videos de gatitos se hacían virales, la gente quería compartir su vida por redes sociales, y grandes movimientos sociales podían nacer gracias a internet.

Después de conocer el marketing digital, aprender palabras como seo, engagement, call to action, branding, leads y trabajar con followers y analíticas, me di cuenta de que el marketing digital no puede vivir sin anglicismos, pero también que el mundo digital podía contribuir a cambiar el mundo.

Una vez, alguien me dijo: ¿Qué puedes hacer tú para que el mundo sea mejor? Imagina el poder que tendría esta frase si cada persona de forma individual se hiciera esta pregunta. Yo nunca supe qué quería ser de mayor, pero siempre supe lo que no quería para el mundo, tal vez fue eso lo que me guío en el camino en el que estoy hoy.

Me encontré con el mundo del fundraising de casualidad, y aunque tuve que buscar su significado en Google, enseguida entendí que las organizaciones sociales necesitaban un cambio.

Y entonces llegué a dgtl fundraising, para preparar y poner en marcha estrategias digitales, pero también, para formar parte de un proyecto que me va a permitir volcar todos mis conocimientos, sabiendo que cada día hay algo nuevo que aprender. Trabajando con un equipo que apuesta por la innovación, que se adapta al entorno y a un público que evoluciona continuamente, para ofrecer el máximo a las organizaciones sociales con las que trabajamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *