¿Qué quieres ser cuando seas mayor?

271225_1300x1733Cuando era pequeña y me lo preguntaban te aseguro que nunca dije: “Quiero ser Fundraiser”. Yo quería ser la nueva Ally McBeal.

Para muchos de nosotros la carrera de fundraising se presentó casi por casualidad. Desde luego que no parecía tan “atractiva” como el mundo Ally McBeal. Sin embargo, después de organizar algunos eventos de recaudación de fondos, descubrí el poder que un grupo de personas podía tener, y cómo a través de nuestra experiencia, trabajo e ideas podíamos provocar un verdadero impacto en la vida de muchas personas.

Empecé a colaborar en proyectos e iniciativas sociales de amigos, todavía me quedarían muchos años para perfeccionar mis habilidades como fundraiser, pero desde el principio sentí un “gusanillo”. Una sensación que me ha acompañado todos estos años. Era la emoción y la satisfacción cada vez que recibía un SÍ de un donante. Olvídate de Ally! En ese momento supe que iba a hacer del fundraising mi profesión.

Así empezó mi carrera hace algo más de 10 años. Al principio no fue fácil, el camino parecía confuso. En aquel momento la profesión del fundraiser no estaba tan establecida como otras profesiones. Tuve mucho de autodidacta y un aprendizaje a marchas forzadas. Pero siempre tuve mucha suerte y cada vez que daba el siguiente paso hacia delante, me encontraba en el camino con el talento de personas con las que he trabajado en: Amigos de la Tierra, Amnistía Internacional, Plan Internacional y Change.org. He ganado una experiencia increíble, profesional y personalmente, en el viaje que me ha llevado hasta aquí.

Me preguntaron recientemente, “si tuvieras que dar un consejo a alguien que esté empezando en el mundo del fundraising, cual sería? Me surgen un montón de consejos especificos sobre tecnicas, estrategias, ratios de conversion… Incluso enseñaría una copia de mi primera pieza de fundraising, un mailing postal que todavía conservo. Pero el consejo más importante que le daría: nunca pares de aprender, piensa en grande y emociónate.

Estas guías me han conducido hoy a ser parte del equipo de dgtl fundraising. Y las seguiré aplicando. Aprendiendo cada día algo nuevo sobre fundraising digital, pensando que con este equipo vamos a lograr resultados enormes y emocionándome cada vez que un nuevo donante da el “sí quiero” que anhelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *